Laura con su pantone textil para Las hidalgas
Tejedor hidalgo

TEJEDORES HIDALGOS-LAURA BOLDI

    Laura siempre tuvo claro que su medio ideal era la comunicación y la moda. Desde muy niña destacó por su facilidad para los idiomas, lo que decidió su formación académica en el Liceo Lingüístico, sin embargo existe un lenguaje que le permite expresarse aún mejor, el del color.
    Una vez finalizados sus estudios se incorpora a la empresa familiar Sabotex; dos generaciones dedicadas al universo de la lana en el sector de labores, y allí, desde su posición de responsable de comercio exterior y creación y desarrollo de producto, lidera la consolidación de la empresa en el mercado internacional, posicionándola entre las primeras marcas del sector.

    Laura-tejedora hidalga-Las hidalgas
    Laura Boldi con modelo con cazadora hecha con lana merina trashumante española de Las hidalgas

    En el año 2015 Laura Boldi, siempre inquieta, funda su propia empresa Boldi Filatti, atendiendo a su necesidad de reorientar el negocio textil hacia nuevos valores y modelos de gestión: sostenibilidad, responsabilidad social y respeto al medio ambiente son los nuevos pilares sobre los que desarrollar su nuevo universo lanar.

    Te hemos preguntado que significa para ti tejer y a través de tus palabras descubrimos que para ti la lana es toda una vida. ¿Cómo imaginas el futuro de este mundo de lana y color?
    Vemos como día a día las nuevas generaciones recuperan tradiciones y labores , trabajos artesanales que reflejan su personalidad única e individual dentro de este mundo globalizado.
    El futuro es creación, sostenibilidad, conciencia social y en ese contexto, la lana tiene perfecta cabida y es cada vez más protagonista.

    Laura Boldi y Juan Villatoro socios en Boldi filati

    ¿consideras la lana y sus juegos de texturas y colores como un lenguaje más? ¿qué crees que transmite este lenguaje en la actualidad? ¿qué te gustaría que expresara en un futuro inmediato?
    El tejido, sus texturas y colores, son “las palabras “ de un lenguaje que transmite emociones, ilusiones y sensaciones ; un lenguaje que te permite comunicarte con el exterior a través de los sentidos del tacto y la vista.
    Un lenguaje que usas contigo mismo, en un viaje introspectivo de relajación, concentración y creación que a su vez puedes transmitir y compartir tomando un café con amigos, con otras tejedoras y tejedores, en reuniones , talleres o tu tienda favorita, interactuando en un proceso de socialización.
    Como Jefa de Desarrollo de Producto ¿qué te inspira?, ¿que te mueve en la creación de nuevos hilos y en la búsqueda del color?, ¿en que consiste el proceso del que se obtienen las hilaturas?
    Como responsable de producto estoy en permanente contacto con diferentes estudios de diseño y de tendencias de moda, pero realmente, en mi caso, la idea final de hilo o color llega del día a día, de anécdotas y detalles que te inspiran, como el descubrimiento de un rincón desconocido en la ciudad, de la luz del atardecer mientras conduces, de la observación de la gente mientras paseas, de viajes que te permiten conocer otras culturas, de la música, de una conversación… experiencias que se actualizan día a día y que dan como resultado una idea, un hilo, un estampado, un color.
    Cada hilo es un experiencia en si misma y su realización depende tanto de la idea que quieres transmitir como de la disponibilidad técnica de las maquinas.

    Nos gustaría hacer un llamamiento a la nostalgia, seguro que has vivido un montón de anécdotas relacionadas con la lana; unas tiernas y emocionantes, otras divertidas… nos encantaría escuchar alguna.
    A lo largo de mi vida como tejedora se han sucedido numerosas situaciones y anécdotas de la que tengo un buen recuerdo, pero de todas ellas me quedo con una particularmente emotiva para mi.
    Mi hija Carola, a pesar del entorno familiar, no había cogido nunca unas agujas, no hace tanto tiempo, aprovechando un viaje en tren a París decidió que quería probar “que cosa era eso de tejer”, aprovechando algo de material que tenía conmigo, entre risas, discusiones, tejer y destejer consiguió hacer un gorro para su hermano, a partir de ese momento se convirtió en una gran aficionada que ahora me enseña a mi nuevos puntos y desarrollos.

    ¿Cómo es Laura Boldi tejiendo? ¿es una tejedora paciente o un torbellino? ¿es rigurosa con la técnica o una anarquista del punto? ¿escucha música de fondo o prefiere el silencio? ¿agujas del 5 o del 12? ¿le gusta el ganchillo? ¿suéter o bufanda? ¿calados, punto inglés, jackard…? ¿una única labor empezada o cinco por terminar? ¿tendrá alguna labor que le haya hecho sentir especialmente satisfecha? ¿que color o colores reclaman siempre su atención a la hora de arrancar un proyecto nuevo? ¡Cuéntanos!
    Me gusta tejer en un ambiente relajado, pero debo reconocer que a pesar de ello soy un poco” torbellino”, muy inquieta, con varias labores empezadas. Me gustan los colores “solares “ llenos de energía que ya aplicaba a las labores que realizaba para mis hijos cuando eran pequeños, las labores que conservo y que por su contenido emotivo mayor satisfacción me ha dado.

    Laura tejiendo con nuestra lana merina trashumante española-Las Hidalgas
    Laura tejiendo con nuestra lana merina trashumante española-Las Hidalgas

    Nos gustaría hacer un llamamiento a la nostalgia, seguro que has vivido un montón de anécdotas relacionadas con la lana; unas tiernas y emocionantes, otras divertidas… nos encantaría escuchar alguna.
    A lo largo de mi vida como tejedora se han sucedido numerosas situaciones y anécdotas de la que tengo un buen recuerdo, pero de todas ellas me quedo con una particularmente emotiva para mi.
    Mi hija Carola, a pesar del entorno familiar, no había cogido nunca unas agujas, no hace tanto tiempo, aprovechando un viaje en tren a París decidió que quería probar “que cosa era eso de tejer”, aprovechando algo de material que tenía conmigo, entre risas, discusiones, tejer y destejer consiguió hacer un gorro para su hermano, a partir de ese momento se convirtió en una gran aficionada que ahora me enseña a mi nuevos puntos y desarrollos.

    ¿Cómo es Laura Boldi tejiendo? ¿es una tejedora paciente o un torbellino? ¿es rigurosa con la técnica o una anarquista del punto? ¿escucha música de fondo o prefiere el silencio? ¿agujas del 5 o del 12? ¿le gusta el ganchillo? ¿suéter o bufanda? ¿calados, punto inglés, jackard…? ¿una única labor empezada o cinco por terminar? ¿tendrá alguna labor que le haya hecho sentir especialmente satisfecha? ¿que color o colores reclaman siempre su atención a la hora de arrancar un proyecto nuevo? ¡Cuéntanos!
    Me gusta tejer en un ambiente relajado, pero debo reconocer que a pesar de ello soy un poco” torbellino”, muy inquieta, con varias labores empezadas. Me gustan los colores “solares “ llenos de energía que ya aplicaba a las labores que realizaba para mis hijos cuando eran pequeños, las labores que conservo y que por su contenido emotivo mayor satisfacción me ha dado.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.